968070011 · Horario Lunes a Viernes : 9:00 a 14:00 h - 16:00 a 19:00 h
 
 
 
Carrito
No hay productos en el carrito

¿Qué son los Vinos BIODINÁMICOS?

Los vinos biodinámicos se rigen por el principio de que todo lo que se extrae de la tierra ha de volver a ella, por lo que se debe prescindir de procesos industriales. De este modo, todos los aditivos de fertilización son de origen mineral y vegetal, y se utiliza el calendario astronómico para regir las épocas de la siembra, de la cura y de la cosecha de la uva. La perfecta armonía entre la sostenibilidad de tierra y universo!!

¿Qué son los Vinos BIODINÁMICOS?

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE VINOS NATURALES, ECOLÓGICOS Y BIODINÁMICOS?

Pese a que comparten mucho, hay diferencias notables entre ellos. Los vinos biodinámicos se hacen bajo una filosofía concreta, respetando los ciclos de la naturaleza y el calendario lunar y astral, entre otros parámetros.

Es una forma holística de hacer las cosas, va de principio a fin. Los vinos naturales se hacen sin añadidos durante su elaboración y con la mínima intervención en los procesos. Por contra, en los vinos ecológicos se atiende a la viticultura, al respeto a la tierra, al quehacer tradicional del trabajo de la viña pero se les puede añadir sulfuroso, por ejemplo. Así pues, el foco en los ecológicos está más al inicio (tierra), en los naturales en el fin (elaboración) y en los biodinámicos en el todo.

La viticultura biodinámica se considera uno de los desarrollos más positivos en las dos últimas décadas en el mundo de la viticultura y estos son algunos de sus principios básicos.

El padre de la agricultura biodinámica es Rudolf Steiner. Concibe a las granjas y bodegas como organismos complejos cuya dinámica natural incluye a los animales y al hombre y los entiende como un todo holístico, un sistema en equilibrio y cuyo equilibrio hay que preservar.

La primera bodega que aplicó los principios biodinámicos fue la familia Saahs, de la bodega Nikolaihof, en Austria, en el año 1970. Desde entonces, ha ido ganando cada vez más popularidad por parte de los viticultores y bodegas y hay que tener en cuenta que en la actualidad la mayoría de las grandes bodegas del mundo cultivan y elaboran en biodinámico. Por algo será, ¿no? Os ponemos dos buenos ejemplos: la francesa Domaine Leroy y la más próxima, Celler Can Credo. Las dos fervientes defensoras de lo biodinámico.

El cultivo biodinámico requiere de más recursos y cuidados a la viña, por lo que es el producto final es más caro. Esto hace que para una parte de los consumidores sea más difícil acceder a estos vinos y por ende más difícil que la gran mayoría pruebe, note y valore las diferencias resultantes.

 

¿Qué es el vino biodinámico? Antes que nada hay que decir que es vino de verdad, y que en una cata no sería posible distinguirlos de otros vinos tradicionales.

Los procesos de elaboración del vino biodinámico no difiere excesivamente del de los vinos tradicionales. Las diferencias se encuentran en la forma de cultivar los viñedos. La vid es tratada de una forma equilibrada y respetuosa, con una absoluta ausencia de fitosanitarios que tengan componentes químicos. La apuesta de la viticultura biodinámica es el uso de un ecosistema de plantas que tenga un valor medicinal para los viñedos.

El propio Rudolf Steiner inventó hasta 9 preparados biodinámicos, recetas que tienen como objetivo preparar los campos o contar con diferentes composts naturales que cuenten con elementos tan variados como el azufre, los dientes de león o el cuerno de vaca.

El concepto de vino biodinámico incluye también las características de las propias bodegas. La estructura de estas se basa en curvas, con una ausencia de esquinas, ya que se supone que las curvas representan la infinidad del espacio.

La paja y el pasto también son elementos que se consideran necesarios, especialmente en la periferia de las bodegas, ya sea en la tierra o en las paredes. La energía del sol es absorbida durante todo el día por estos elementos, para luego transmitirla por todo el lugar durante la noche.

 

El vino biodinámico es otra forma de entender la viticultura desde un punto de vista sostenible, en perfecta armonía con la tierra y el universo, sin que por ello los vinos pierdan un ápice de calidad y de sabor.

Calendario biodinámico

El calendario biodinámico es una forma de comprender y de aprovechar los efectos que sobre la tierra y los cultivos tiene la luna. Fue el propio Rudolf Steiner quien planteó que aprovechar los ciclos naturales era la mejor manera de vivir y de desarrollar la agricultura.

Steiner se basaba en los ritmos de las constelaciones, de los planetas, de la luna y del sol para organizar la producción agrícola.

Tras las investigaciones de Steiner, fue María Thun la que diseñó un calendario biodinámico, muy relacionado con el lunar.

El calendario biodinámico sostiene que las constelaciones tienen una gran influencia sobre los 4 principales elementos: aire, fuego, tierra y agua. Esa influencia es mayor en algunas partes de las plantas. Así, las constelaciones pueden dividirse en 4 grandes grupos:

  • Capricornio, Tauro y Virgo son constelaciones de raíz.
  • Piscis, Cáncer y Escorpio son constelaciones de hojas.
  • Aries, Sagitario y Leo son constelaciones de frutos.
  • Libra, Géminis y Acuario son constelaciones de flores.

 

 

* Conoce nuestros vinos Biodinámicos:

- Jean Leon 3055 Merlot

- Jean Leon 3055 Chardonnay

- Jean Leon 3055 Rosé

- Xic de Mel Blanco

- Clos Farena Blanco

Publicado el 27/1/2022 en VINOS
RSS 2.0 (VINOS) RSS 2.0 (Blog IBERICA SHOP)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.250 segundos